Historia de Cabo Verde

historia-cabo-verde

Cabo Verde fue descubierta por navegantes portugueses a mediados del siglo XV. En principio encontraron este archipiélago deshabitado, mientras que la Corona de Portugal querría convertirlo entonces en una especie de punto de abastecimiento para los barcos mercantes que se dirigían a América desde Europa.

Así es como estas tierras entre África y Europa se poblaron primero de colonos procedentes de la región italiana de Génova, así como procedentes del Algarve y Alentejo en Portugal. Se cuenta que la falta de mujeres europeas en estas islas favoreció las relaciones entre los colonos y la propia población esclava, en su mayoría procedentes de Guinea.

Pero estas islas no poblarían como se pudiera esperar súbitamente, sino que tardaron varios siglos en poblarse por completo hasta que se ocuparan las últimas islas de San Vicente y de Sal, en el siglo XVIII.

Incluso la isla de Santa Lucía permanece aún hoy día desierta. Estas islas eran y son un lugar estratégico para el intercambio comercial en la navegación que entre Europa, África y América. Lamentablemente Cabo Verde era un punto fundamental de destino para muchos esclavos procedentes de África, que posteriormente se exportarían a Europa a través de comerciantes y mercaderes.

Y es así como la abolición de la esclavitud en estas islas no iba a tener lugar hasta 1878, casi prácticamente medio siglo después que en colonias como las de Francia o Inglaterra.

Más tarde, cuando se perdió la exclusividad con Guinea a la hora de comerciar con esclavos, estas islas se verían abocadas al comercio del algodón, del vino o de la caña de azúcar y corales, que se exportarían a diferentes lugares del mundo de aquel entonces.

Sería en los siglos XVI y XVII cuando Cabo Verde se enfrentaría a un serio problema. En efecto, ante una mar gravemente atenazada por piratas, que vendrían a suponer algo más que un percance tendente a irse sólo con el tiempo, el gobierno local obligaría a sus colonos a poseer armas para repeler los posibles ataques de esta amenaza.

Así era que los piratas encontraban gran ganancia en atacar navíos mercantes, así como en extirpar los bienes y posesiones que pudieran encontrar en las ciudades costeras de las «islas afortunadas».

Y una de las consecuencias de esto iba a ser, también, la instauración del servicio militar obligatorio para los colonos de caboverdianos. Pero como ya hemos tenido la oportunidad de mencionar en alguna otra ocasión, Cabo Verde se caracteriza, algo que se puede ver incluso en su propio carácter e idiosincrasia, por sus grandes periodos de sequía.

Sequía a través de un clima árido provocado por vientos alisios que hizo de siempre que mucha gente se viera obligada a emigrar, para evitar o poner fin a toda la miseria que conllevaba estar en estas latitudes del océano Atlántico.

Ya en 1939 la Compañía Italiana de Aviación trataría de unir puentes entre Cabo Verde y el resto de los continentes, construyendo un aeropuerto internacional en la isla de Sal, que mejorara la calidad de vida de los caboverdianos.

Pero lamentablemente ni eso hizo que una población en la que alrededor del 95% eran clases pobres, mejorara su situación. Así fue como poco a poco iría fermentando el espíritu de independencia y de liberación nacional de la población del lugar.

El Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC), creado por un entonces joven Amílcar Cabral, comenzaría a reivindicar a Portugal unas tierras que eran suyas, entonando y haciendo suyo el lema «unidad y lucha». Así es como en 1962 Amílcar Cabral, seudónimo de Abel Djassi, se presentaría ante las Naciones Unidas para dar a conocer el estado de sus islas y de sus relaciones con la metrópoli en Portugal.

Cabral, quién moriría asesinado, no llegaría finalmente a ver su sueño de un Cabo Verde independiente. Aún así, no obstante, la «revolución de los claveles» portuguesa en el mes de abril de 1974, precipitaría un efecto dominó que produciría la descolonización de las colonias portuguesas en África.

En última instancia se firmaría la tan labrada y ansiada independencia de Cabo Verde en el año 1975. El mismo en el que se celebrarían las primeras elecciones libres en este país, que tanto luchó por su libertad.

¿Te ha Gustado? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here