Qué comer en Cabo Verde

comer-en-cabo-verde

Cuando de comida y de gastronomía se trata, en Cabo Verde estamos ante una cocina muy variada. Mientras la gastronomía de Cabo Verde nos recuerda muchísimo a la cocina de África, también nos trae tonalidades y recuerdos de la gastronomía de Portugal.

Por esto, para saber qué comer en Cabo Verde debes tener claro que encontrarás una dieta con una amplia influencia de estos dos continentes o áreas geográficas, a través de los cuales se conjugan diferentes sabores y matices con los que, con bases de maíz y de arroz, los caboverdianos construyen su propia cultura del paladar y la alimentación.

Es así como nos vamos al plato típico del país. Hablamos de la cachupa, elaborada en gran parte con el alimento fuerte de este país: el maíz. A ella le podemos añadir carne de vaca, pollo, chorizo o tocino, entre otros. Esta delicia se prepara con caldo y nos queda un plato altamente generoso que nos habla de las propiedades gastronómicas de este país.

Más allá de lo básico y principal, vemos cómo en los desayunos los caboverdianos suelen tomar cachupa de café, que suele ser la que dejan del día anterior y que se sirve tanto con longanizas como con huevos fritos, y con tocino.

Los platos típicos de Cabo Verde

Ha de quedar claro qué es la cachupa: se trata de un plato versátil que se puede hacer de mil y una maneras, cambiando los ingredientes incluso con ingredientes que no son propios o autóctonos de esta área geográfica del Atlántico.

Ya a nivel social e individual, tanto si hablamos de la gente en general como de las familias, no podemos olvidarnos de la rica repostería ni de cómo encontramos que, a los caboverdianos, les encantan los desayunos propios de los bares y cafeterías.

Y no nos olvidamos tampoco de las bolachas. ¿Qué son? Galletas, eso sí, con poco sabor pero tal vez generosas porque le reservan este protagonismo al queso de cabra con el que se come. Más tarde, cuando llegan los días de fiesta o de descanso es fácil acudir a un cuscús siempre africano y de origen árabe, por supuesto.

A este cuscús se le añade miel de caña. Y existen también otros platos como son las papas. Muy propias para el desayuno, aunque no siempre fáciles de encontrar.

En esta región del mundo, en Cabo Verde, los segundos platos suelen consistir en pescado fresco. Si hablamos de pescado hablamos de caballa o morena, bacalao o ilhéu. Propios de estas islas son también los churrascos de carne y pescado, muy ricos.

No obstante hay que tener en cuenta, a título de información, que las autoridades solicitan a los turistas que visitan Cabo Verde no comer langostas en verano. Es de esta forma con la que se evita la pesca furtiva. En cualquier caso, es verdad que las langostas son de muy buena calidad y mucho más baratas respecto a los precios habituales en España.

Otros platos son la djagacida, la feijoada o la tchassina. En definitiva, a los caboverdianos les gusta pasar su tiempo social en sus lanchonettes, cafeterías o bares en donde desayunar fuera de casa y comenzar con energías el día.

Nos encontramos ante una cocina rica y diversa, que combina como hemos dicho elementos de diferentes culturas y que forma una idiosincrasia y un todo propio de estas islas caboverdianas.

Es hora de conocer otros mundos cuando viajamos a Cabo Verde, y dejarnos impactar por la cocina de origen africano, digerible también y moldeada por tintes como son los de otra parte del Atlántico como es Portugal.

¿Te ha Gustado? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here